Reforma integral manteniendo el sabor original
Partiendo de un espacio totalmente diáfano y con los techos de escayola y cañizo, descubrimos un tesoro al poder recuperar los techos originales de la vivienda y alguna de las paredes de piedra maciza. De esta manera creamos un gran espacio diáfano para la zona salón, la zona de comedor / trabajo y la cocina integrada en el mismo espacio. Los armarios de las habitaciones se concentraron en el pasillo que da acceso a éstas, de forma que se ha conseguido mayor espacio en las habitaciones y que el pasillo haga las veces de vestidor improvisado. Una de las habitaciones cuenta con un baño integrado, y aunque no dispone de puerta, la distribución está hecha de tal forma que se preserva totalmente la intimidad del baño. En todo el conjunto se ha seguido la línea decorativa marcada por los techos, con suelos de parquet en tonos similares a los de los ladrillos antiguos, iluminación sutil hecha en la zona común hecha con barras de hierro oxidado y luces de filamento regulables, y en los cuartos de baño con bancadas de hierro oxidado y azulejos de estilo antiguo.
Zona comedor / zona de trabajo y salón a fachada

Ver en Houzz

Al continuar en este sitio, estoy de acuerdo con que Espacios Inspiradores y el grupo Houzz puedan usar cookies y tecnnologías similares para mejorar sus servicios y productos, ofrecerme contenido relevante y personalizar mi experiencia. Saber más sobre la Política de Privacidad de Espacios Inspiradores y la Política de Privacidad de Houzz.